ASATEL celebró el 11 de Diciembre las jornadas sobre Accesibilidad y TIC´S

 

De derecha a izquierda Antonio Mateos Corral, Presidente de ASATEL, Juan Carlos Ramiro Iglesias, experto en legislación y TIC, Colaborador Asesor-Experto del CENTAC, Cristina Klimowitz, Segunda Teniente Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Salamanca y Concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades y Javier Expósito responsable Telecomunicaciones de la empresa Elea Soluciones.

 

Con motivo de la celebración el 3 de Diciembre del Día Internacional de las Personas con Discapacidad y como adhesión de solidaridad, la Asociación de Empresas e Instaladores de Telecomunicaciones de Salamanca, ASATEL, integrada en FENITEL,  celebró en su sede, el pasado día 11 de Diciembre una jornada sobre Accesibilidad.

 

La Jornada bajo el título de “El marco legislativo social, como nicho de oportunidades” fue participativa y abierta, especialmente dirigida a todos los Colectivos o Personas afectadas, Administradores de fincas, Asociaciones de Vecinos y Administración Local.

 

Presentada por Antonio Mateos Corral Presidente de la Asociación e inaugurada por Dª Cristina Klimowitz Walman Segunda Teniente de Alcalde y Concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades del Excmo. Ayto. de Salamanca, tuvo como principal ponente a Juan Carlos Ramiro Iglesias, experto en legislación y TIC, Colaborador Asesor-Experto del CENTAC (Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad) en Tecnologías Accesibles y Proyectos Sociales, Licenciado en Derecho y Máster en Tecnologías de la Información y Comunicación por la UNED, quien realizó una síntesis global de la actual Normativa y su aplicación sobre la Ley de Propiedad Horizontal con el fin de posibilitar una mayor integración de las personas con discapacidad en la sociedad.

 

Su ponencia versó sobre “El poder de una Ley” referido a la 26/2011 del 1 de Agosto sobre la adaptación normativa a la convención de Ginebra sobre los Derechos de Personas con Discapacidad y concretamente a su Artículo 15 en el que se modifica los artículos 10 y 11 de la Ley de Propiedad Horizontal  (Ley 49/1960), afectando a las comunidades y mancomunidades sujetas a esta Ley.

 

Un paso fundamental por el que cualquier persona  propietaria, arrendataria, subarrendataria, usufructuaria o mero usuario de la finca, que posea una discapacidad o sea mayor de 70 años, que viva, trabaje o preste servicios altruistas o voluntarios en la misma, puede pedir que se realicen obras o adaptaciones necesarias para el uso accesible de los elementos comunes (ascensores, escaleras, pasillos o portales),  e instalaciones o dispositivos electrónicos que faciliten y favorezcan su comunicación exterior.

 

Estas Obras e Instalaciones pueden ser realizadas cuando una persona en la situación descrita lo solicite, sin necesidad de acuerdo siempre que su importe no exceda el de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes, lo cual beneficia a todos: Ciudadanos con discapacidad o mayores de 70 años, a la Sociedad y a las empresas e instaladores, porque el beneficio económico de estas es necesario para ganar beneficio social.

 

Como persona con discapacidad, Juan Carlos Ramiro Iglesias concluyo su intervención exponiendo firmemente que para beneficiarse él,  las personas con discapacidad y la sociedad, las empresas que investigan, fabrican e instalan los productos que le proporcionan los servicios que él demanda tienen obligatoriamente que rentabilizar su inversión: si la empresa gana, el gana y la Sociedad gana.

 

A continuación Javier Expóxito García Ingeniero Industrial y de Telecomunicaciones, responsable técnico de la empresa Elea Soluciones presentó y mostró diferentes productos y  soluciones de Accesibilidad basados en las Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías,  orientados a la mejora de la situación de las personas con cualquier tipo de discapacidad.

 

Productos innovadores de calidad que, de una forma económica y con una utilidad práctica y sencilla, buscan la universalidad y soluciones para todos con la posibilidad de orientación adaptada a necesidades particulares.

 

La jornada concluyó con la exposición de diferentes dudas por parte de la audiencia y un vino español que se ofreció a todos los asistentes.