El 'banco malo' gana peso como solución para restablecer el crédito