El comercio electrónico en España batió un nuevo récord de facturación en el 2011