El comercio se atrinchera ante la limitación del uso de efectivo