El paro de larga duración se extiende a cabezas de familia y a titulados medios