El sector privado lidera un plan para llevar la competitividad a un millón de pymes en tres años