Facebook investiga una aparente intrusión que llena perfiles con pornografía