La banca propicia la corrección