La CEOE prevé que el déficit público solo se reduzca hasta el 6,1% en 2012