La ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres supera a la de Pekín en audiencia