La Seguridad Social entra en zona de riesgo