Las 3 tecnologías clave para el Internet de las cosas