Las hipotecas sobre viviendas profundizan su caída hasta el 42% y se sitúan en mínimos históricos