Las televisiones invirtieron en 12 años más de 1.500 millones de euros en obras audiovisuales