Las TIC se vuelcan en la explosión de los datos y la era pos-PC