Los autónomos generaron 70.000 empleos netos el pasado año