Prisa se dispara más de un 30% ante la posibilidad de convertir su deuda en capital