Punto y final al 'roaming' en Europa: se acabó el pánico a usar el móvil de viaje