Tabletas y lectores hieren las ventas de Windows