Un cuarto de los hogares españoles están equipados para la Alta Definición