El Plan de Recuperación del Gobierno y el impulso a la actividad sectorial

El Plan de Recuperación del Gobierno y el impulso a la actividad sectorial

El pasado miércoles 21 de abril se celebró el Consejo Consultivo para la Transformación Digital, en el que FENITEL es vocal

 

Esta reunión del Consejo que presidió Nadia Calviño, Vicepresidenta 2ª del Gobierno y Ministra de Economía, y a la que acompañaron los Secretarios de Estado de Telecomunicaciones, Roberto Sánchez, y de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, tenía como objetivo principal la presentación de los avances habidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

 

Este documento se presentó a finales de abril ante la Comisión Europea para su aprobación, y deberá ser financiado con los fondos europeos de EU NextGeneration, mediante el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

 

En la presentación realizada por la Vicepresidenta y los Secretarios de Estado se resumieron las líneas generales del Plan de Recuperación y se realizó un repaso más profundo de los aspectos relacionados con la digitalización, tanto los transversales al conjunto del Plan que suponen un 29% del total de los recursos previstos (más de 69.500 millones de €), como las líneas que específicamente se desarrollarán por la SETELECO y la SEDIA, las dos Secretarías de Estado del ámbito de la digitalización que dependen del Ministerio de Asuntos Económicos, que gestionarán un 24,5% de los todos los recursos previstos, que se resumen de esta forma:

 


Como sabéis, desde FENITEL estamos realizando un seguimiento muy activo de las líneas que prevemos tendrán un mayor impacto en el impulso a la actividad de las empresas instaladoras e integradoras de telecomunicaciones y en nuestra cadena de valor, y nos congratula decir que varias de nuestras propuestas para la reactivación sectorial ya han sido identificadas y plasmadas en el Plan de Recuperación. Una vez éste se apruebe, entraremos en la siguiente fase clave y decisiva del proceso: su puesta en marcha, donde seguimos trabajando.

 

En cuanto a nuestras propuestas iniciales, elaboradas en pleno confinamiento y presentadas en ese periodo a la SETELECO, en una de ellas hicimos especial hincapié en la necesidad de promover la renovación, con subvenciones de elevada intensidad de ayuda unitaria, de las Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones en el interior de los edificios, especialmente en aquellos casos en los que los edificios carecen de una ICT.

 

Los estudios dicen que el 94% de las grandes empresas y el 72% de las pymes implantaron el trabajo en remoto por la pandemia, y además la Administración pública prevé ahora pasar del 18% de teletrabajo al 55% en la era poscovid.

 

Las redes en el hogar y las redes en los edificios, independientes y garantes por ello de la libre competencia entre los operadores y del libre acceso a los servicios por los ciudadanos, son esenciales para la sostenibilidad a largo plazo de este imparable proceso de cambio.

 

Los edificios de viviendas y las propias viviendas están llamados a jugar un rol clave en la nueva forma de entender muchos de los trabajos, presentes y futuros, que serán híbridos, en cuanto a la presencia del personal en las oficinas compatibilizado con el trabajo en remoto, o bien, para determinadas funciones que podrán ser en puridad realizadas mediante teletrabajo.

 

En España somos líderes en el despliegue y utilización de redes ultrarrápidas de banda ancha (NGA), así como en la prestación de servicios esenciales tales como la TDT y en su hibridación, pero, aún queda mucho por hacer.

 

Nuestra pionera legislación de ICT, desarrollada a partir del Real Decreto-Ley 1/1998 de 27 de febrero, la comúnmente conocida como “Ley de ICT”, ha sido clave e impulsora de ese liderazgo, pero su desarrollo reglamentario último se aprobó en 2011, y por tanto tras diez años tiene ahora que necesariamente adaptarse y renovarse para dar respuesta a este nuevo entorno y contexto tecnológico, introduciendo en la regulación el Nodo IoT (Internet de las Cosas) en los edificios y tener, además, fiel reflejo en la renovación de los edificios con los fondos EU NextGeneration. En estos aspectos, también estamos trabajando desde FENITEL codo con codo con la industria española y los ingenieros e ingenieros técnicos de telecomunicación.

 

Especial atención prestamos también a las necesidades de la “España vaciada” y a sus necesidades de acceso a la banda ancha a través no solo de redes terrestres, por ejemplo, las soluciones de internet por satélite garantizan ya el acceso a todos los ciudadanos a servicios de banda ancha avanzados y evolucionan rápidamente para ofrecer nuevas y más potentes capacidades.

 

Y por supuesto a lo mucho que el sector puede aportar a la Accesibilidad Universal, donde también los fondos de recuperación en las líneas de rehabilitación de edificios y viviendas deben darle un protagonismo relevante al igual que a la eficiencia energética y a la digitalización, como ya se ha anunciado.

 

Estamos a las puertas del cambio de paradigma que provocará 5G. En este momento 5G se encuentra en su primera fase de despliegue apoyado sobre la red LTE, 5G NSA (Non Stand-Alone), no se trata de un 5G puro, y es el que ya se está comercializando en España, pero dónde comenzará el cambio disruptivo será con el despliegue de redes 5G puras las SA (Stand-Alone) y la red definitiva 5G que permitirá ofrecer las capacidades máximas anunciadas.

 

Como es sabido, para el desarrollo del 5G el espectro, las bandas de frecuencia en las que operará, es pieza esencial. Ahora se contemplan tres bandas de frecuencias, la de 700 MHz (Segundo Dividendo Digital), que será licitada próximamente, y permitirá realizar un gran despliegue territorial similar al de 4G, reutilizando en su mayoría los emplazamientos actuales.

 

Otra es la banda de 3,5 GHz, cuya capacidad de propagación y, por tanto, alcance en cobertura es menor desde cada estación base y la tercera es la banda más alta, 26GHz, con poco alcance, pero con gran capacidad de ancho de banda, que es la que permitirá alcanzar hasta 10Gbps, y que será utilizada en aquellas ubicaciones pensadas para prestar servicios que tengan estos requisitos tan exigentes.

 

Dos nuevas capacidades de la red 5G destacarán por su impacto en la prestación de servicios. Estas son:

 

• Network slicing: Dividir la capacidad de la red en “rodajas”, o lo que se puede ejemplificar indicando cuáles serán los carriles de esa autopista, y que podrán serlo con capacidades diferentes optimizados para el tipo de tráfico que lleven, lo que permitirá diferentes calidades para diferentes servicios.

 

• Edge Computing: la computación en el borde que consiste en ofrecer capacidades de almacenamiento y procesamiento ubicadas más cerca de dónde se van a utilizar, la proximidad es clave para mejorar la latencia y es importante para aquellas aplicaciones que requieran de inmediatez en el tiempo de respuesta.

 

La línea de impulso a la tecnología 5G del Plan de Recuperación, jugará un papel clave como acelerador de los despliegues, especialmente dónde los operadores no lo harían inicialmente, y con el despliegue el inicio de la prestación de nuevos servicios de enorme importancia para desarrollo futuro de la industria, el automóvil, el turismo, la medicina o la agricultura por citar algunos sectores de referencia.

 

En conclusión, las tecnologías habilitadoras digitales son el soporte tecnológico para afrontar el cambio que ya está ocurriendo en la sociedad y que la crisis sanitaria ha impulsado y acelerado, resultando esenciales para abordar los numerosos retos a los que nuestra sociedad se enfrenta.

 

Digitalización no es lo mismo que Transformación Digital, pero sin la primera no hay segunda, y por eso la transformación se apoya necesariamente en un mundo conectado, para lo que las diferentes redes de telecomunicaciones, extremo a extremo, resultan el pilar clave. Por eso las empresas instaladoras e integradoras de telecomunicaciones miembros de FENITEL juegan y jugarán un papel fundamental en este proceso de cambio vertiginoso e imparable.

 

Miguel Ángel García Argüelles – Director Gerente de FENITEL